VI Conferencia Sudamericana sobre Migraciones - Asunción, Paraguay

Durante los días 4 y 5 de mayo de 2006, se llevó a cabo en la ciudad de Asunción, la Sexta Conferencia Sudamericana sobre Migraciones (CSM). La misma fue organizada por el Gobierno de la República del Paraguay con la cooperación de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en su rol de Secretaría Técnica. El evento contó con la participación de funcionarios de los Ministerios de Relaciones Exteriores y de los Ministerios de Interior, Gobierno, Justicia y Trabajo responsables de los asuntos migratorios de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Suriname, Uruguay y Venezuela. En calidad de observadores participaron funcionarios del gobierno de México, representantes de organismos internacionales y de la sociedad civil.

 

El día jueves 4 por la mañana se dio inicio a la Reunión Técnica Preparatoria de la Sexta Conferencia, la cual fue presidida por el Secretario General del Área del Viceministro de Administración y Asuntos Técnicos del Ministerio de Relaciones Exteriores del Paraguay, Mtro. Víctor Hugo Peña Bareiro, quien dio la bienvenida a las delegaciones de los países sudamericanos participantes y agradeció la presencia de México en su carácter de país observador. Seguidamente, en nombre de la OIM y como organismo responsable de la Secretaría Técnica, el Representante Regional para los Países del Cono Sur, Dr. Eugenio Ambrosi, se refirió a la importancia del año 2006 en relación con el tratamiento que la comunidad internacional está dando a la temática de la migración y su vinculación con el desarrollo, en función del Diálogo de Alto Nivel de las Naciones Unidas. Posteriormente, varias delegaciones hicieron uso de la palabra refiriéndose a la significación de la Conferencia, decidiéndose por consenso analizar el proyecto de Declaración Final que fuera remitido por el gobierno del Paraguay, el cual debía reflejar la posición común de los países de la Región Sudamericana sobre los temas a tratar en Diálogo de Alto Nivel.

 

La ceremonia de inauguración formal de la Sexta Conferencia se llevó a cabo el jueves por la tarde y contó con la presencia de la Primera Dama de la República del Paraguay, Sra. Gloria Penayo de Duarte, la Sra. Ministra de Relaciones Exteriores, Emb. Leila Rachid, la Directora General Adjunta de la OIM, Sra. Ndioro Ndiaye. Asistieron también a este acto autoridades nacionales y de los países participantes de la Sexta CSM, representantes de organismos internacionales, de la sociedad civil e invitados especiales.

 

El desarrollo de la Sexta Conferencia tuvo lugar el viernes 5 por la tarde. Fue presidida por el Viceministro de Relaciones Exteriores del Paraguay, Doctor Emilio Jiménez, en su calidad de Presidencia Pro-Témpore, quién ofreció un discurso. A continuación hizo uso de la palabra el Emb. Mauricio Dorfler Ocampo, Viceministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, en su carácter de Presidencia Pro-Témpore saliente. Seguidamente, la Sra. Ndioro Ndiaye, expresó su especial agradecimiento al gobierno del Paraguay por los esfuerzos realizados en la organización de este evento, destacando que la CSM se sitúa en condiciones idóneas para efectuar una importante contribución al Diálogo de Alto Nivel de las Naciones Unidas y señalando que las deliberaciones de la misma, así como sus resultados, serán aportaciones claves para dicho Diálogo. Posteriormente, la Emb. Maria Elisa Berenguer, Secretaria Adjunta de la Secretaría General Iberoamericana, destacó la importancia del consenso logrado en la Declaración de Asunción, como una expresión de la voluntad de profundizar los procesos integradores en materia de migración, e instó a la articulación y convergencia sobre estos aspectos en el Encuentro Iberoamericano sobre Migración que se llevará a cabo en Madrid en julio próximo. También hicieron uso de la palabra el representante de la CEPAL, otros observadores de países invitados y un representante de las organizaciones de la sociedad civil.

 

La Presidencia sometió a consideración el texto de la Declaración de Asunción, la cual, luego de ser consensuada, fue aprobada y firmada por los Jefes de las Delegaciones de los países participantes. En su parte declarativa se reafirmó el respeto irrestricto de los derechos humanos de los migrantes, especialmente los de la mujer migrante y menores no acompañados, con independencia de su situación migratoria, dentro del marco legal de cada país y conforme a los principios universales, instrumentos internacionales y regionales de protección de las personas; la promoción del trabajo coordinado y consensuado entre los Estados a fin de lograr la gobernabilidad migratoria; el rechazo de la criminalización de la irregularidad migratoria y su posible tratamiento como un hecho punible desde el derecho penal; la promoción de medidas que tiendan a la reunificación familiar; la incrementación de esfuerzos para combatir el tráfico ilícito de migrantes, la trata de personas, el tráfico de menores y otras formas de delitos transnacionales conexos, considerando especialmente la vulnerabilidad de las víctimas; la inclusión de manera prioritaria en la agenda de las reuniones bilaterales, regionales e internacionales del tema de la migración y el desarrollo y el fortalecimiento del diálogo entre los países de la Región. En este sentido se estableció a la Conferencia Sudamericana sobre Migraciones como el ámbito de concertación política invitándose a los representantes de la sociedad civil a coadyuvar en este proceso. En la Declaración también se aprobó el ofrecimiento la República Bolivariana de Venezuela como sede de la VII Conferencia que se celebrará en el año 2007, se destacó y agradeció la valiosa, permanente y trascendente cooperación de la OIM, solicitándose su continuidad como Secretaría Técnica de la CSM y reconociéndole su rol como una agencia de gran gravitación en el tema migratorio.